LAS TRES FASES DE LA MANIFESTACIÓN DEL PODER. Crear, expandir y refinar. Los secretos de la supervivencia aplicados a la vida cotidiana.

EN UN PROCESO DE EVOLUCIÓN INTERIOR ES INDISPENSABLE EL REFINAMIENTO EXTERIOR.

Cuando las formas llegan a ser compatibles con el fondo.

 

Saber si tenemos un auténtico poder interno es algo de lo que podemos darnos cuenta muy fácilmente, solo basta con aclarar su significado y tener algunas referencias de lo que es y supone tener poder.  El poder no es fuerza ni autoritarismo. Tener poder no es saber manipular o condicionar a otros sino estar en conexión con la fuente creativa inherente a nuestro ser puro e inocente.  El poder es la capacidad de crear, producir, hacer o concretar una determinada cosa o acción sin que nada ni nadie se lo pueda impedir.

El poder se ha corrompido en su significado original, tenemos deformada la imagen del auténtico poder ya que normalmente lo que vemos y conocemos es un falso poder, basado en recursos externos que se utilizan para demostrar o defender algo; pero eso no impide que podamos recuperar la verdadera esencia de lo que es, y que podamos recuperarlo y usarlo en nuestra vida cotidiana.

En mi caso personal y ahora mismo se debate  la posibilidad de tener el poder de expresar lo que siento y quiero en relación al tema del poder.  Es posible que pueda, y si eso lo consigo estaré demostrándome una de las múltiples caras con las que se manifiesta el poder.

He elegido abordar el tema desde un enfoque original, que muy difícilmente lo encuentres en algún libro. Cuando algo se plantea desde la creatividad, siempre manifiesta tener poder, por ello propongo que al hacer algo nos propongamos escoger una manera desconocida, única y exclusiva, que no provenga de lo que ya sabemos. El poder está en la sorpresa también.

Desde siempre los humanos hemos estado curioseando, investigando, descubriendo y creando. Ha sido el proceso natural de evolución. Hemos creado tantas cosas… objetos, filosofías, herramientas, ciencias, religiones, medicinas, métodos, técnicas… y cada cosa creada ha tenido su utilidad en el proceso de evolución,  pero el poder no se manifiesta solamente en el hecho de crear, sino que es ahí donde comienza.

Cuando creamos algo, por ejemplo este texto, luego lo utilizamos, compartimos y expandimos, esto sucede cuando se publica; pero luego el autor puede además refinarlo, perfeccionarlo. En mi caso siempre publico un texto que yo mismo escribo y luego de unas horas o días lo refino. Por eso aconsejo leer mis post por lo menos dos veces en un tiempo mínimo de una semana de diferencia, porque notarás que ha cambiado. Por ejemplo: lo envío a asesores en corrección ortogramatical para que me indiquen que expresiones cambiar de modo que el texto sea más directo, claro y que exprese con mayor contundencia lo que quiero transmitir. Estamos hablando de dar una nueva forma al mismo fondo, de adecuar la manera en la que hacemos algo para que sea compatible con su esencia sin distorsionarla.

 

LA EVOLUCIÓN DEL PODER A TRAVÉS DE LA CREACIÓN:

La humanidad tiene sed de crear, y lo ha conseguido de muchas maneras, pero no siempre lo que ha creado ha sido compartido con otros, y no todo lo creado ha pasado por un proceso de refinamiento. Hay cosas que se crean y quedan en un cajón como proyecto nada más. Hay otras cosa que se crean y se expanden pero nunca se refinan. La expansión da poder a lo creado y el refinamiento le aumenta su poder. Son dos fases en la que el poder se afianza.

A toda nueva creación le suceden dos fases fundamentales: 1- Expandir o compartir. 2- Refinar o perfeccionar. A veces el orden es inverso.

Expandir es hacerlo conocer, compartirlo con otros, permitir que muchos otros lo puedan usar. Un ejemplo: cuanto más se expande algo por el mundo, como ser una marca, más poder tiene. Desde una religión hasta una franquicia.

Refinar es quitar lo que sobra, es purificar y retocar, es enfocar, depurar, limpiar y afinar de tal modo que no tenga excesos.  El proceso de refinamiento hace que una cosa sea más fina o más pura, en especial determinadas sustancias a las que se les eliminan sus impurezas, pero se puede aplicar a todo lo creado.  Se refina el lenguaje para ser más precisos; se refinan los conceptos tanto a través de la semiótica como de la teoría de la información; y también es necesario refinar el petróleo crudo para poder utilizarlo como combustible.

Refinar es transformar las formas para que lo creado tenga mayor penetración, es perfeccionar una cosa adecuándola a un fin determinado.

Por lo general los que crean algo no son precisamente quienes refinan lo que crean;  de igual manera quienes lo refinan no son los mismos que los que lo expanden.

Todo proceso creativo comienza por la investigación, la curiosidad, la exploración; pero acaba transformándose en una creación. El proceso de CREACION – REFINAMIENTO  y EXPANSION lo podemos apreciar en muchas cosas, pero también se puede comprobar el proceso inverso de CRECIÓN – EXPANSIÓN Y REFINAMIENTO. La creación siempre está al comienzo.

Un ejemplo: Sidartha el buda hizo una investigación en sí mismo de más de 40 años, luego de sus descubrimientos tanto internos como externos surgió la creación en India de una religión en torno a ello.  Esa religión se extendió rápidamente en China y luego se refinó en Japón. En este sentido podemos afirmar que el budismo se creó en India porque nació allí; se expandió en China porque allí llego a millones de personas y se refinó en Japón porque allí fue donde lo refinaron. Una prueba de eso es la filosofía Zen que surge del refinamiento del budismo. Hay religiones que se han creado y expandido por todo el mundo pero que tardan mucho en refinarse, e incluso no lo consiguen, se quedan atascadas en el tiempo, dejan de evolucionar, entonces ocurre que se desactualizan y dejan de ser útil para las personas.

También ocurre con la Ayahuasca, ha nacido en el Amazonas, se ha expandido por el mundo a través de movimientos chamánicos, religiosos y terapéuticos, pero su refinamiento está ocurriendo ahora a través de investigadores creativos, dentro de los que me incluyo, que queremos que el contexto en el que se comparte la ayahuasca sea más apropiado a las necesidades del ser humano en este momento de la historia.

Esto mismo ocurre con cualquier creación, incluso un ser humano.  Nacemos de unos padres y en un lugar determinado, hay una genética, un constructo cultural y educacional que nos crea, pero luego de crear la creencia de lo que somos nos expandimos a través de nuestra personalidad que se la tratamos de vendemos a todo el mundo que podemos, buscamos fama, éxito y ser muy conocidos;  luego aparece la posibilidad de refinarnos.  Esto significa permitir que lo más puro, autentico y verdadero salga a la luz, se manifieste y puedas llegar con mayor precisión.  De esto hablare en el próximo post.

Por ahora quiero agradecer a Pablo Ibar (un colaborador en Argentina) que me escribió una carta el sábado preguntándome ¿Cómo se puede manifestar en la vida el refinamiento?; y a Cesar Gil (El encargado de medicinas chamánicas en Inner Mastery) porque se presentó en mi casa de Madrid para preguntarme ¿Cómo puedo darme cuenta donde hay auténtico poder? Porque entre ambos me dieron las pistas para crear algo nuevo para mí blog. Por ello decidí levantarme hoy lunes 9/4/2018 a las 5 de la mañana a escribir.  Ahora enviaré el texto a Marisol Olive para que lo refinemos juntos.

Te recomiendo volver a leerlo dentro de una semana.

Alberto José Varela

[email protected]

Déjanos tu comentario sobre este artículo o compártelo

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Alberto José Varela

Alberto José Varela

Fundador de empresas y organizaciones; creador de técnicas, métodos y escuelas; autor de varios libros. Estudiante autodidacta, investigador y conferencista internacional, con una experiencia de más de 40 años en la gestión organizacional y los RRHH. Actualmente crece su influencia en el ámbito motivacional, terapéutico y espiritual a raíz del mensaje evolutivo que transmite.

Otros artículos por Alverto

Alberto José Varela

La pisada sin huella

El encuentro entre Rumi y su maestro, que por cierto no es oportuno pronunciar su nombre, porque todo verdadero maestro sabe que no es. Rumi el discípulo. Discípulo significa apertura a lo divino. La palabra “maestro” es solo un símbolo que indica una apariencia de alguien. Alguien que sabe que no es. Como muchas historias de maestros y discípulos, son historias de amor puro. Esta es una historia muy particular, que se tiene en alta estima en los círculos sufíes.

Leer Más >>

Elige un Idioma

Selecciona tu Idioma